DESEMBARCO DE NORMANDÍA

 

El día 6 de junio de 1944 suenan los versos de un poema de Verlaine, era la contraseña para un desembarco, preparado con detalle, en las costas de Normandía. Previamente, se había debilitado el ejército alemán derrotando a Rommel en el norte de África y se había establecido en Sicilia una cabeza de puente.

A esta operación de desembarco se la llamó Overlord. Pretendía llevar las tropas agrupadas en el sur de Inglaterra hacia el corazón de Alemania. Su misión era llegar a cinco playas de Normandía, ir hacia el corazón de Alemania y destruir las fuerzas armadas nazis. La aviación tuvo una gran importancia en la operación por el transporte de tropas y la destrucción de las líneas logísticas enemigas.

Omar Bradley, general americano, fue responsable de dos cabezas de playa y M.C. Depsey, inglés, de tres cabezas de playa. Los jefes máximos fueron Eisenhower  (Jefe del Estado Mayor Conjunto) y Bernard Montgomery. Para no dar pistas al enemigo las playas recibieron nombres en clave:

bullet

Utah, a 10 kilómetros de Sainte Mère Église, fue el objetivo de la 4ª de infantería de los Estados Unidos. Se unió con la 82 y 101 aerotransportadas.

bullet

Omaha, a 8 kilómetros de Vierville y Colevile, fue el objetivo de la 1ª y 29 de infantería. En esta playa hubo un gran baño de sangre.

bullet

Gold, encargada a la 50 división de infantería británica.

bullet

Juno, objetivo de la 3ª división canadiense.

bullet

Sword asignada los azules de la 3ª británica.

MAPA DEL DESEMBARCO

Dsembarco en Omaha. El País Semanal El paso previo al ataque fue el bombardeo  de los nudos ferroviarios con ayuda de la resistencia. Montgomery, héroe del Alamein, no dejó nada a la improvisación, tuvo en cuenta el papel importante del clima y esperó una luna llena. Antes del día D se realizan maniobras de despiste haciendo creer que el desembarco sería en otros lugares. Los alemanes estaban orgullosos de su muro Atlántico a pesar de que les faltaban aviones y buques. Hitler había prometido mil cazas, que nunca llegarían. Se recurrió a Rommel para el mando. A pesar del juego de despiste, Rommel sospechó que el desembarco sería en Normandía, contaba con medio millón de hombres para 1200 kilómetros de playa.

Aprovechando que los meteorólogos anunciaron galerna en el canal, Rommel se tomó un permiso para entrevistarse con Hitler y celebrar el día 6 el cumpleaños de su mujer. Hitler pensaba que el desembarco sería por el estrecho de Calais. Rommel minó las playas, colocó obstáculos con alambradas de espino y defensas antiaéreas para que impidieran la aproximación de las lanchas a la playa .

Un espía español, Juan Pujol (era en realidad un doble espía: Garbo para los aliados y Arabel para los alemanes) despistó a estos  sobre el lugar en que sería el desembarco señalando a Calais en vez de Normandía como el sitio elegido.

 

Prisioneros alemanes. El País Semanal
Soldados alemanes capturados entierran a los muertos de Omaha. El País Semanal

Los alemanes estaban convencidos de que el desembarco no se produciría en esa fecha y por eso nadie despertó a Hitler, que dormía en Berchtesgarden, el día 6 , pensando que era una falsa alarma. Cuando Rommel se dio cuenta del engaño se puso al mando del ejército (otros 12 generales también estaban fuera de su destino). El capitán Stagg, jefe del servicio de meteorología, comunicó a Eisenhower que del 5 al 6 disminuirá la velocidad del viento en el estrecho y habría claros de nubes. Se esperó una hora y la operación dio comienzo a las 7 de la mañana aprovechando la marea. Los alemanes habían retirado la Luftwatfe a las afueras de París ante la llegada de 5000 cazas aliados, esto facilitó el bombardeo de la defensa costera, puentes, objetivos militares y líneas de ferrocarril.

A pesar de este bombardeo previo, en la playa de Omaha las bajas superaron los 3000 hombres debido al fuego de la infantería, a la corriente que arrastró las lanchas de desembarco que sólo logran 3 vías de acceso y a que de los 29 carros anfibios sólo 2 alcanzaron la orilla. En el resto de las playas la tarea fue más fácil; por ejemplo, en Utah sólo murieron 12 soldados en las 24 primeras horas, pero aún así, los aliados tardaron 3 días en conquistar los 100 kilómetros previstos para el anochecer del día D.

El ataque mostró las diferencias en el manejo de tropas: Bradley tenía un ejército civil  y miedo a la opinión pública por las posibles bajas, el ejercito europeo acataba las órdenes sin rechistar. La victoria se debió sobre todo a la coordinación de las tres armas y a la eficacia del equipo técnico. A los cinco días los aliados controlaban una franja de 130 kilómetros, con 16 divisiones aliadas. A pesar de la visión triunfalista de Montgomery la verdad es que estuvo a punto de perderse en Omaha. El día D sólo había una panzerdivisionen cerca de Normandía, a los cuatro días aparecieron tres más; de haber estado juntas el día 6, los aliados hubieran sido rechazados.

Los soldados aliados entran en las ciudades francesas. Foto de R. Capa. El País Semanal.

 

El desembarco de Normandía no lo hemos de considerar como un hecho aislado que ocurrió el 6 de junio de 1944, era parte de un plan que tenía tres fases

Primera: desembarco y establecimiento de una cabeza de puente.

Se llevó a cabo entre los días 2 al 6 bombardeando todas las fortificaciones entre Calais y Cherburgo. Hubo 4266 buques de transporte escoltados por 722 navíos de guerra con cinco divisiones. El mismo día 6 se lanzaron tres divisiones en paracaídas entre Caen y Carentan y las tropas de asalto cayeron sobre las playas de Saint Aubin, Coruseulles, Arromanches, Saint Laurent y Saint Martín de Varreville. Las tropas paracaidistas establecieron contacto con los desembarcados y crearon un frente protegido por 325.000 hombres.

Segunda: Ampliación de la cabeza de puente.

La respuesta alemana fue contundente en el sector E donde el II ejército británico de Depsey fue detenido en el sector de Caen. El I ejército americano de Bradley se situó a ambos lados de Carentan y llegó el día 16 a la costa occidental de Cotentin. Cherburgo cayó el día 26. Bradley se apoderó el 8 de julio de Haye du Puits. Hitler puso a Kluge al mando,  pero sólo dispone de 35 divisiones frente al millón del frente aliado.

Tercera: Ruptura del frente alemán y su explotación.

Bradley pasó a la ofensiva el 25 de julio. Coutances fue tomada el 28, Grandville y Avranches el 30 y 31. Intervino el III ejército americano de Patton y con cuatro divisiones liberó Renes de 5, Le Mans, el 9, Alençon y Chartres el 10. El 17 los canadienses tomaron Falaise y se unieron a Patton que destruyó el 7º ejército alemán. Se tomó Abbeville el 2 de septiembre, Lille y Bruselas el 3 y Amberes el 4. Por el sur, Patton tomó Orleans el 17 de agosto, Fontainebleau el 21 y Troyes el 25. El 24 y 25 Leclerc con su 2ª D.B. liberó París. El ejército aliado se lanzó al ataque de las fronteras del Reich.

 

Testimonios de algunos españoles que participaron en los acontecimientos