Las Médulas

 

 

Itinerarios

Qué conocemos

El Castrelín de San Juan de Paluezas

Castro de Borrenes

Mina de oro

Clasificación

Sistemas de explotación

Infraestructura hidráulica

Canales de lavado

Poblamiento romano

 

 

 

La mina de Oro de Las Médulas

3. La Infraestructura Hidráulica

Debido a la importancia del agua en todas las fases del laboreo, la red hidráulica de las minas de oro romanas alcanzó una envergadura sin igual en el Mundo Antiguo.

En Las Médulas los canales alcanzan los 100 Km. de distancia, llegando a trasvasar agua de la cuenca del Duero a la del Sil.

Determinada la altura, se trazaba el recorrido. La captación se hacía mediante presas de derivación: diques que desviaban el agua hacia el canal o corrugus, con una pendiente cerca del 0,5% y un ancho entre 1 y 1,5 m. Para su trazado se utilizaba el chorobates, regla nivelada ara trazar visuales.

Para realizar los corrugi era preciso construir terrazas de obra, cortes de roca o incluso túneles rudimentarios.

Alcanzadas las proximidades del frente de explotación, se controlaba el agua y se enviaba por una compleja red de canales de distribución y de depósito. Muchas veces era preciso rectificar pues era necesario alcanzar cotas más altas.
  

 

 

  

4. Los Canales de Lavado

Los canales de lavado estaban formados por unos largos canalones de madera de sección cuadrangular y abiertos, de longitud, anchura e inclinación relativas. Los laterales y el fondo eran de madera y sobre el fondo reposaban grandes piedras o travesaños de madera que sujetaban las ulices o ramas de urces o brezos que retenían el oro gracias a su componte resinoso.


La importancia que tenía el lavado del aluvión aurífero queda de relieve en la descripción que hizo Plinio el Viejo al hablar de las minas de oro del noroeste.

Plinio el Viejo, Historia Natural, 33, 76-77

"Todavía queda otra tarea en el llano. Se excavan unas zanjas por las que discurra la corriente (se refiere al agua que arrastra el lodo aurífero, una vez abatida toda la masa mineralizada), se denominan agogae (sing.: "agoga"), que se cubren a intervalos con urces (o brezos). Se trata de un arbusto semejante al romero, áspero y que retiene el oro. Los laterales (de las "agogae") están cerrados con tablas y por las zonas accidentadas los canales (es decir, las "agogae") van suspendidos (sobre soportes). Fluyendo de esta forma, la tierra se desliza mar adentro y el monte derruido se diluye en él, y esta es la causa por la que Hispania hace avanzar ya sus tierras muy lejos en el mar... La urz se seca, se quema y la ceniza se lava en un cauce de césped herboso para que se deposite el oro."


 

 

En la compleja topografía de Las Médulas es difícil establecer dónde se hallarían estos canales de lavado. Sí es más fácil identificar los canales de evacuación de estériles por su morfología de perfil tendente a “U” abierta.

La acumulación de estériles procedentes de la mina de oro dio lugar a diversos conos de deyección artificiales o colas de lavado, como el de “Los Chaos de Maseiros”. La acumulación de tierras y cantos rodados producida hizo que se rellenase el antiguo valle existente entre el pueblo de Carucedo y el río Sil, dando lugar con  ello, poco a poco, a la aparición del lago Carucedo.